2. Quiero elegir……

Así que lo descargo gratis, lo alquilo o lo compro. Hay que recordar que es perfectamente legal apropiarse, sin pagar un céntimo, de una obra que es de dominio público. A modo de recordatorio, los derechos del productor y de los artistas intérpretes o ejecutantes se agotan después de cincuenta años, y para los autores, setenta años a partir de la fecha de su muerte.

Muchos sitios ofrecen streaming o descargas gratuitas de obras libres de derechos de autor. Al igual que iMovies, la mayoría de estos sitios están en inglés. Prueba, si fuera necesario, de que sigue siendo difícil encontrar una oferta legal para las obras en lengua francesa. En cuanto a si es mejor alquilar o comprar vídeo a la carta (VoD), todo depende, por supuesto, de su presupuesto. El costo unitario de una compra puede ser casi tres veces más caro que un alquiler. Así es, de todos modos…..

Sí, pero……

Los sitios legales de streaming no son los únicos que permiten que los archivos se graben en su PC. También lo son los ilegales. Y por tarifas más bajas. Megavideo te permite descargar todo tipo de películas a través de Megaupload, libres de royalties o no.
Los paquetes de suscripción empiezan a partir de 9,99 euros al mes y, curiosamente, no están sujetos a ninguna reprimenda por parte de las autoridades públicas (Hadopi). Lo mismo se aplica a las redes privadas peer-to-peer o a las redes privadas virtuales (VPN). Este último, como iPredator de The Pirate Bay, le permite conectarse a sitios para, por ejemplo, recuperar un archivo de forma indetectable. Tentador, pero ilegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *