Thunderbolt 3, el enchufe universal del ordenador está (casi) allí

El caos de las tomas de ordenador y de los cables podría terminar con la llegada de una toma “universal”: el Thunderbolt 3, desarrollado por el gigante de los semiconductores Intel, esta tercera iteración de la tecnología Thunderbolt tiene finalmente los activos para equipar a la mayoría de los PC de nueva generación. Y sálvanos de este gigantesco lío.

También para ser leído:

Thunderbolt 3, la tecnología que podría reemplazar al USB para conectar todos nuestros dispositivos.

Trueno, este campeón desconocido

A menos que tengas un ordenador Apple o DELL de gama alta, es poco probable que hayas oído hablar del Thunderbolt. Rápida, eficiente y versátil, esta interfaz se utiliza en entornos profesionales y creativos (producción de vídeo, etc.) para conectar discos duros ultrarrápidos o pantallas 4K, entre otros.

Su distribución fue limitada debido a un alto precio causado por la electrónica requerida para los cables: cuando un estúpido cable USB contiene sólo cables metálicos (el llamado cable pasivo), se dice que un cable Thunderbolt 1 o 2 está activo porque incorpora componentes electrónicos caros que procesan la señal.

Formato USB-C al rescate

Para esta versión 3, además de las mejoras tecnológicas, los ingenieros de Intel se han centrado en hacer que este estándar sea más accesible tanto técnica como económicamente. Desde el punto de vista técnico, el conector elegido es el USB Tipo C, un conector de nueva generación ya presente en varios smartphones – SMARTPHONE LINKS – y ordenadores. Pequeño y robusto, este enchufe es especialmente reversible: no más problemas de dirección para conectar un cable, a diferencia de USB o HDMI.

En términos de reducción de costes, además de la compatibilidad con cables activos que aprovechan al máximo el estándar (hasta 40 Gbit/s, ver más abajo), Thunderbolt 3 también funciona con cables pasivos y menos costosos. Si el uso de este último reduce el rendimiento a la mitad (20 Gbit/s máx.), ya es el doble de rápido que el USB 3.1, lo que es más que suficiente incluso para los discos duros más rápidos.

Interfaz versátil y ultrarrápida

Thunderbolt 3 es una interfaz muy rápida y versátil. En términos de velocidad de transmisión de datos, los chips que gestionan este estándar son capaces de procesar 40 Gbit de datos por segundo, el doble de rápido que el Thunderbolt 2 y cuatro veces más rápido que el USB 3.1 (en el caso de un cable activo, los cables pasivos son el doble de lentos, véase el párrafo anterior).

Esta toma administra mucho más que el USB: además de transferir archivos (por ejemplo, copiarlos a una memoria USB o a un disco duro externo), Thunderbolt 3 también puede administrar simultáneamente un flujo de red Ethernet de 10 Gbit, dos pantallas de 4K a 60 Hz o una pantalla de 5K. Una gama mucho más amplia de usos que el USB, especialmente a expensas de la gestión de la pantalla debido, en particular, a la excesiva latencia.

Thunderbolt 3 en detalle

– Interfaz simétrica USB Tipo C
– Ancho de banda de 40 Gbit/s con cables activos (x2 mejor que Thunderbolt 2 y x4 mejor que USB 3.1)
– Gestión de 2 pantallas 4K 3840 x 2160 puntos a 60 Hz o una pantalla 5K a 60 Hz en el puerto de pantalla 1.2
– Gestión de USB 3.1
– Gestión de red Ethernet de 10 Gb con modo P2P en conexión directa
– Gestión de audio
– 4 líneas PCI Express
– Potencia eléctrica hasta 100 W, hasta 15 W por dispositivo
– Funcionamiento en cadena para un máximo de 6 dispositivos
– Funciona con cables de cobre de hasta 2 m de largo, con cables ópticos de hasta 60 m de largo.

Aún más importante, la interfaz Thunderbolt 3 tiene 4 líneas PCI Express para gestionar dispositivos como tarjetas gráficas externas, ideales para la alimentación remota en 3D, muy intensiva en energía. Por último, esta norma es mucho más eficiente para la alimentación de dispositivos: puede suministrar hasta 100 W hasta un máximo de 15 W por dispositivo.

¿La mejor atrapada?

La idea central del desarrollo de Thunderbolt 3 era ofrecer un cableado universal de alta velocidad con un espacio mínimo. Sobre el papel, este estándar parece satisfacer todas nuestras necesidades, ya que controla tanto la red como el flujo de datos y la señal o alimentación de la pantalla, lo suficiente como para reemplazar el USB, HDMI y el puerto de pantalla con un único (pequeño) cable. Pero ahora los fabricantes deben hablar entre sí (derechos de autor, asociaciones, etc.) para integrar este “estándar del futuro” en el mayor número posible de dispositivos lo más rápidamente posible.

De lo contrario, Thunderbolt 3 se unirá al cementerio de las revoluciones tecnológicas que han fracasado por razones comerciales y de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *