Transfiera sus datos a su nuevo PC

Ha seguido los consejos de las páginas anteriores, ha limpiado sus carpetas y ha hecho una copia de seguridad de los archivos más grandes. Es hora de transferir sus ajustes y datos personales al nuevo PC. Algunos de ellos son especialmente sensibles: configuración de la red y de la conexión a Internet, claves de acceso Wi-Fi, contactos en la libreta de direcciones y software de mensajería instantánea, correos electrónicos, favoritos, cookies del navegador.

Para transferir estos elementos, Windows proporciona una utilidad llamada Asistente de transferencia de archivos y configuraciones. Totalmente configurable, también puede transferir fuentes, ajustes de pantalla, impresora, escáner, ajustes de webcam, controladores para los mismos dispositivos, ajustes de configuración para determinadas aplicaciones y otros archivos asociados (plantillas de documentos, macros, diccionarios, filtros).

Así que, por supuesto, que los archivos de datos, incluso si, como hemos dicho antes, es mejor hacer una copia de seguridad por separado, especialmente si son numerosos o grandes. De hecho, si el Asistente de Transferencia es muy valioso, incluso esencial, no es particularmente rápido, especialmente porque comprime sistemáticamente todos los datos. De este modo, ahorrará tiempo copiando sus archivos ofimáticos y multimedia por separado.

Le mostraremos cómo utilizar este asistente correctamente. Si compró un nuevo PC después del 22 de octubre, probablemente tenga la nueva versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 7. Esta es la razón por la que proponemos aquí explicar cómo cambiar de Windows XP o Vista a Windows 7, el cambio de XP a Vista será el tema de un futuro artículo. Si cambiar de Vista a Windows 7 no es un problema particular, saltar directamente de XP a 7 es un poco menos fácil (ver cuadro). Pero en cualquier caso, usted está seguro de llegar a salvo si sigue nuestras instrucciones.

El Asistente de transferencia crea archivos comprimidos que contienen todos los datos que desea migrar al nuevo PC. Para realizar esta transferencia, puede elegir entre varias soluciones. Ya hemos presentado algunos de ellos anteriormente (disco duro externo, CDs y DVDs grabados, lápices USB). Pero hay otras dos: la red local y la recuperación del disco duro interno del PC antiguo. No se trata de métodos de copia de seguridad, sino de métodos de transferencia adaptados al uso del Asistente de Windows. Tenga cuidado, sin embargo, estas soluciones requieren habilidades técnicas: sólo escoja una si está listo para ensuciarse las manos.

Paso 1 – Elegir el dispositivo de transferencia

La red local. Puede conectar el PC antiguo directamente al nuevo a través de la LAN doméstica o directamente mediante un cable Ethernet. En el primer caso, conéctalos a tu Internet box, Wi-Fi o con un cable. En el segundo caso, conecte los conectores de red de ambos ordenadores con un cable Ethernet (también están disponibles kits de conexión USB). Tenga cuidado, si ambos equipos tienen más de tres años de antigüedad, es posible que necesite utilizar un cable específico, denominado cable Ethernet cruzado. Por otro lado, los PCs más recientes aceptan tanto cables rectos como cruzados. Para permitir la conexión en red de ambos PCs y compartir las carpetas correspondientes, debe utilizar el Asistente de configuración de red. Los suscriptores fieles encontrarán instrucciones para esta operación en el número 520 de Micro Hebdo, página 26.

El disco duro interno del PC antiguo. Si ambos PCs son modelos de escritorio con la misma interfaz para discos duros internos (IDE o S-ATA), puede transformar el disco duro del primero en un disco secundario del segundo. Para ello, desmontarlo, configurarlo como disco “esclavo” moviendo el pequeño jumper en el borde (ver instrucciones impresas en el propio disco), y luego montarlo en el nuevo PC. Ventaja: no pasará horas copiando los datos a recuperar, ya que ya están en el disco. Desventaja: sin un disco duro, el PC antiguo se vuelve temporalmente inutilizable (no hay nada que impida que el disco duro se reinstale una vez finalizada la transferencia).

Paso 2: Recuperar datos y configuraciones del PC antiguo

1. Para este manual, le indicamos las diferencias en el manejo cuando cambia de XP a Windows 7 o de Vista a Windows 7. Suponemos que utiliza un disco duro externo para transferir sus datos porque, como ya le hemos dicho, es la solución más fácil. Sin embargo, asegúrese de que haya suficiente espacio libre en este disco para realizar una copia de seguridad de todos los datos que se van a transferir. Conéctelo al PC antiguo y asegúrese de que aparezca en la estación de trabajo Windows XP (o Vista Computer).

Con XP: inserte el DVD de instalación de Windows 7 en la unidad o el lápiz USB en un puerto USB libre. Abra las carpetas de soporte y migwiz y haga doble clic en migsetup.exe. Haga clic en Siguiente, luego en Un disco duro externo y luego en Este es mi antiguo ordenador.

Con Vista: haga clic en Inicio y elija Todos los programas, Accesorios de las herramientas del sistema y, a continuación, Transferencia de archivos y configuración de Windows. Haga clic en Continuar y Siguiente. Si el Asistente le pide que cierre los programas abiertos, haga clic en Cerrar todos. Por último, haga clic en Iniciar una nueva transferencia y, a continuación, en Mi antiguo equipo.

2. Espere mientras el Asistente analiza el sistema y, a continuación, elija un método de transferencia.

Con Vista: si ha optado por la transferencia de red, haga clic en Usar cable de transferencia o Transferir directamente. Si ha elegido el disco duro como solución de almacenamiento, haga clic en Usar CD, DVD u otro medio extraíble y, a continuación, haga clic en Disco duro externo. A continuación, haga clic en Examinar para seleccionar un dispositivo de transferencia. Puede cambiar el nombre del archivo de copia de seguridad y asignarle una contraseña para evitar que otra persona lo recupere. Haga clic en Siguiente y luego en Opciones avanzadas.

3. Ahora debe decirle al Asistente qué incluir en la transferencia, empezando por los parámetros. Elimine de la lista los que no necesite. Si, por ejemplo, nunca ha utilizado opciones de accesibilidad (para personas con discapacidad), elimine la opción Accesibilidad. Si no utiliza el software de correo electrónico de Windows para su correo electrónico, elimine Outlook Express o Windows Mail de la lista.

Con XP: el Asistente muestra la cantidad de datos a recuperar para cada cuenta de usuario. Desmarque las casillas de las cuentas que no le interesan. Para los que se quedan, haga clic en Personalizar y luego en Avanzado. En el explorador que aparece, marque las casillas de las carpetas de parámetros a incluir en la transferencia (Plantillas y Cookies, por ejemplo) y desmarque las demás. Finalmente, haga clic en Guardar.

Con Vista: desplácese por la lista hasta el capítulo con su nombre de usuario. En el marco izquierdo, haga doble clic en Configuración del sistema y, a continuación, en Configuración de Windows. Para visualizar el contenido de los diferentes subcapítulos, haga doble clic sobre ellos. Para excluir a uno de ellos de la transferencia, desmarque la casilla a la izquierda de la transferencia. Esto le permite excluir de la transferencia los ajustes de Tablet PC, los sonidos o la fecha, la hora, el idioma y la región, que ya están configurados en su nuevo PC. Desactive también la casilla Carpetas compartidas. Tenga cuidado, si ha creado varias cuentas de usuario, tendrá que repetir la operación para cada una de ellas.

4. Después de la configuración, es el turno de las carpetas y los archivos. Los datos guardados previamente o los datos innecesarios deben excluirse de la transferencia; de lo contrario, la operación se alargará excesivamente.

Con XP: haga clic en Personalizar y desmarque las casillas de las carpetas ya guardadas, especialmente Mis Documentos, Mi Música, Mis Imágenes y Mis Videos. Cierre la pequeña ventana haciendo clic en la cruz de la parte superior izquierda. Compruebe la cantidad de datos a recuperar indicada por el Asistente.

Con Vista: aún en su cuenta de usuario, haga doble clic en Documentos. Normalmente, debe haber guardado el contenido de esta carpeta: por lo tanto, puede excluir todas las subcarpetas que contiene, excepto los Favoritos. Si ha guardado datos en otro lugar y desea incluirlos en la transferencia, haga clic en Agregar carpetas o Agregar archivos para seleccionarlos. También puede hacer clic en Excluir carpetas, para indicar carpetas no deseadas, y desmarcar la casilla Archivos en otras ubicaciones en la parte inferior de la lista.

5. Compruebe su configuración cuidadosamente y haga clic en Siguiente. El Asistente de Windows recopila datos y configuraciones, los comprime y los guarda en uno o más archivos. Esta operación puede durar varias horas, dependiendo de la cantidad de datos a transferir.

Con XP: haga clic en Siguiente, especifique un dispositivo para guardar archivos de transferencia y haga clic en Guardar. Por favor, espere. Una vez que el Asistente haya terminado de generar el archivo de copia de seguridad, haga doble clic en Siguiente y, a continuación, en Cerrar. El archivo se encuentra en la raíz del dispositivo que ha elegido: se llama Windows File Transfer and Settings – Items from the old computer.MIG.

Con Vista: el archivo de copia de seguridad tiene la extensión.mig y se encuentra en una carpeta llamada old_computer, en la raíz del disco que eligió para la transferencia.

Paso 3 – Copiar los datos y ajustes al nuevo PC

El último paso para cambiar de PC es iniciar el Asistente de transferencia en el nuevo ordenador, para recuperar todos los ajustes y datos del PC antiguo. A continuación se explica cómo proceder con Windows 7.

1. Inicie el nuevo PC, conecte el disco duro externo o la memoria USB utilizada para la transferencia (o inserte los DVD grabados en la unidad) y ábrala.

Con XP: haga doble clic en el archivo con la extensión.mig.

Con Vista: abra la carpeta old_computer y haga doble clic en el archivo con la extensión.mig.

2. Se abre el asistente de Transferencia de archivos y configuración. Haga clic en Opciones avanzadas y, si es necesario, especifique el nombre de la cuenta de usuario del nuevo PC al que desea transferir los datos antes de hacer clic en Guardar.

3. Haga clic en Transferir. Espere mientras el Asistente recupera los datos y los ajustes. Cuando termine, todo lo que tiene que hacer es reiniciar el PC. ¡Ya está, lo tienes todo de vuelta!

De Windows XP a Windows 7: un camino tortuoso

Microsoft lo ha dejado claro: no es posible actualizar de XP a Windows 7 sin reiniciar el disco duro y borrar todos los datos que contiene. Nacidas con nueve años de diferencia, estas dos versiones del sistema son demasiado diferentes para permitir una actualización sin problemas, como las de XP a Vista y Vista a Windows 7. El corolario de esta limitación es que el Asistente de transferencia de XP es incompatible con el Asistente 7: los archivos que crea no pueden ser recuperados por la nueva versión de Windows.

Sin embargo, hay dos soluciones. La primera es actualizar el PC antiguo de XP a Vista, y luego usar el Asistente de Transferencia de este último. De esta manera, usted mantiene el software instalado y todos sus datos en este PC, mientras se beneficia de un sistema operativo más reciente. Pero, además del hecho de que necesita un DVD de instalación de Vista, el tiempo necesario para esta actualización es adicional al tiempo necesario para transferir datos y configuraciones al nuevo PC.

La solución más rápida es, por lo tanto, utilizar la utilidad especial proporcionada por Microsoft, un programa llamado migsetup.exe. Lo encontrará en el DVD de instalación de Windows 7 o, si no, en una carpeta del sistema de su PC con Windows 7: abra la carpeta Equipo, luego Windows y System32, y copie toda la carpeta migwiz (31,8 MB) en una memoria USB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *