Tres preguntas a Frédéric Lefebvre sobre el aumento del IVA

01net. Con el aumento del IVA, ha anunciado que se ha asegurado de que los operadores informen claramente a sus clientes, como el derecho de cancelación. Todos ellos enviaron sus cartas, ¿notaste algún abuso o abuso?


Frédéric Lefebvre.
Mi papel no es vigilar la política de precios de los operadores de telecomunicaciones, sino que quiero que sean lo más transparentes posible para que los consumidores puedan competir. Si un operador ha decidido aumentar sus tarifas, como lo ha hecho Numericable, tiene derecho a ello. Pero no debe repercutir en el IVA cuando no esté vinculado a este aumento.
No existe un problema de legalidad a priori, pero me mantengo alerta para garantizar que la información al consumidor sea justa y que sus derechos sean debidamente respetados. Por lo tanto, estoy a la espera de las conclusiones de la DGCCRF (1), a la que he confiado una misión de seguimiento, para ver cuál es la situación de estos distintos casos.

Los suscriptores han recibido una carta anunciando un aumento en su plan de telefonía móvil, mientras que no tienen acceso a ningún servicio de televisión. ¿Una aplicación abusiva del IVA a un tipo reducido?
Si estos consumidores han recibido una carta en la que se les informa de un aumento de las tarifas, se benefician de todas las garantías del Código del Consumidor, que en este caso prevé un derecho de rescisión especialmente protector, ya que la rescisión no va acompañada de ninguna sanción ni de ningún derecho de compensación para el operador. Es necesario distinguir entre los que podían ver la televisión a través de su teléfono móvil pero no lo sabían, y los que en realidad nunca tuvieron acceso a ella.
Para los primeros, si consideran que no tienen el uso de este servicio, pueden utilizar su derecho de rescisión para competir y avanzar hacia una oferta más barata y mejor adaptada a sus usos. Por otra parte, los que nunca han tenido acceso a la televisión, si la investigación revela prácticas engañosas sobre el contenido de las ofertas y la inclusión o no de servicios de televisión en estas ofertas, es evidente que las consecuencias deben extraerse.

¿No cree que el abonado está pagando por este aumento, cuando nunca ha aprovechado el tipo reducido del 5,5% en su factura?

El tipo reducido del IVA ha permitido a los operadores realizar inversiones para mejorar la calidad de los equipos. En última instancia, son los consumidores los que se han beneficiado al tener acceso a una mayor cobertura móvil, desagregación o mayores velocidades de Internet.
Hoy en día, lo que hay que celebrar es que algunos operadores, tanto fijos como móviles, hayan decidido no repercutir el aumento del IVA o dejar sin cambios sus tarifas básicas para conseguir nuevos negocios, lo que ha obligado a todos los operadores a enriquecer sus ofertas para seguir siendo competitivos. Estoy pensando, por ejemplo, en llamadas ilimitadas a móviles en planes ADSL. Confío en que el consumidor se beneficiará de ello.

(1) DGCCRF, Dirección General de Competencia, Consumidores y Prevención del Fraude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *