Xiaomi Redmi Nota 5 (4 GB): la prueba completa

Redmi es la gama más asequible del catálogo de teléfonos inteligentes de Xiaomi. Bien equipado, el Redmi Note 5 es un modelo que promete mucho y en todos los ámbitos, a pesar de su precio moderado de 249 euros. Su ficha técnica es la misma que la de la Redmi Note 5 Pro lanzada en Asia hace unas semanas, mientras que la china Redmi Note 5 corresponde a la Redmi 5 Plus, disponible para la importación y que probamos el pasado mes de marzo. ¿Todavía me sigues? Ahora que las presentaciones están hechas, ¡vamos a la prueba!

Un smartphone con bonitos acabados

A primera vista, la Xiaomi Redmi Nota 5 no es excepcional. Su estilo es convencional, pero con acabados impecables. En la parte delantera, descubrimos una losa de 5,99 pulgadas de ancho que ocupa casi el 77% de la fachada. Los bordes de la pantalla optan por una forma redondeada, siguiendo perfectamente las curvas del dispositivo. El dorso es suave al tacto gracias a su revestimiento metálico mate. La elección de este material también le da una apariencia más sólida que los modelos que han optado por el vidrio. Y además, permite a Redmi evitar las huellas dactilares…..

A diferencia de la del Xiaomi Mi Mix 2S, el módulo de fotos en relieve se coloca en la parte superior izquierda de la parte posterior de la cámara. El sensor de huellas dactilares también está en la parte posterior del teléfono, pero está centrado, por lo que el dedo cae perfectamente sobre él.

El smartphone pesa su peso una vez en la mano (182 g.), lo que no es sorprendente dado su gran tamaño. En el lado del conector, no hay ningún puerto USB tipo C en este modelo, sino un enchufe de micrófono USB clásico, sin ninguna función de carga rápida. Por último, el conector hembra está presente, al igual que el cajón que alberga la nano SIM y el reproductor de microSD (o una segunda SIM de su elección).

Una pantalla (casi) en la parte superior

El smartphone de Xiaomi cuenta con un panel IPS Full HD+ de 5,99 pulgadas (2160 x 1080 píxeles) para una alta resolución de 403 dpi. La fidelidad del color se puede mejorar con un delta E que alcanza 6.87 (recuerde que para los colores naturales, debe estar entre 0 y 2 si es posible). Esto se puede corregir parcialmente en los ajustes de la pantalla seleccionando el modo caliente en lugar del estándar, con blancos que dibujarán un poco menos en el azul. Honestamente, esta falta de lealtad no es un problema en el día a día. Especialmente porque la pantalla ofrece un brillo muy bueno con un pico de 525 cd/m² y una relación de contraste extremadamente satisfactoria de 2334:1. En resumen, la nota 5 de Redmi puede presumir de una alta calidad de visualización.

Android 8.1 y MIUI 9.5

Con MIUI, el abrigo de Xiaomi es una cuestión de gusto. Te encantará porque realmente ofrece un máximo de elementos de personalización o lo odiarás porque está muy lejos de Android. En cualquier caso, la versión 9.5 ofrece una mejor traducción que en el pasado e incluso si todavía están allí, las aplicaciones preinstaladas son ya menos numerosas y menos invasivas. Además de la pantalla que se puede calibrar, MIUI le permite elegir la navegación por gestos para aprovechar al máximo su pantalla grande o activar la doble pulsación para despertarla. Sin embargo, no hay ningún cajón de aplicaciones en el horizonte que pueda ser frustrante para los habituales de Android. El sistema operativo de Google está en la versión 8.1 de Oreo y, en el momento de escribir este artículo, la última actualización de seguridad se publicó en mayo de 2018.

Pequeño pero potente

Para el Redmi Note 5, Xiaomi eligió el Snapdragon 636, junto con 4 GB de RAM. El dispositivo sigue siendo navegado sin problemas en la mayoría de las situaciones y para los títulos más necesitados de recursos como PUBG Mobile, la jugabilidad sigue siendo una necesidad si no te concentras en los detalles gráficos. Así que obviamente no es un monstruo de poder, pero para un smartphone de 250 euros, ofrece mucho más de lo que se podría esperar de él. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el software de fotografía carece de un poco de fluidez.

Un smartphone muy duradero

La nota 5 de Redmi ofrece una autonomía muy buena e incluso alcanza nuevas cotas en nuestras pruebas, ya sea en llamadas (más de 25h) o en uso polivalente (13h23). Hay que decir que Xiaomi no dudó en integrar una batería de muy alta capacidad (4000 mAh) en su smartphone. En la práctica, esta resistencia se verifica. Después de un día de uso bastante intenso (mensajería, navegación web, redes sociales, unos 30 minutos de juego), el dispositivo sigue mostrando el 30% de la carga de la batería a las 23:00 horas. Cabe señalar que MIUI también permite analizar el estado de la batería, que es la que más energía consume y cómo mejorar su gestión.

Foto: la buena sorpresa

Para un smartphone por debajo de 250 euros, nunca esperes maravillas en el lado de la foto. Y sin embargo, la nota 5 de Remi consigue sorprendernos. Su doble módulo fotográfico trasero incluye un sensor de 12 Mpix con óptica que se abre a f/1,9 y un segundo de 5 Mpix (f/2,0) para reforzar el efecto de profundidad en el fondo (efecto bokeh). En buenas condiciones, las tomas son exitosas, mostrando colores naturales, buena dinámica y un gran número de detalles.

El modo de retrato asegura un buen renderizado con desenfoque de fondo y respeto por los contornos del sujeto. Los primeros planos para la fotografía macro también son convincentes. Con poca luz, las fotos son un poco menos buenas. La representación general parece más borrosa, con menos detalles y colores un poco forzados. Sin embargo, la gestión de la luz sigue siendo relativamente adecuada y, a diferencia de muchos otros smartphones de su clase, el resultado sigue siendo bastante brillante.

El sensor frontal de 13 Mpix permite realizar selecciones de calidad, en condiciones de luz óptimas. Además, también ofrece un modo de retrato bastante convincente para recrear un efecto borroso en el fondo

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *