5 Consejos para aprender a tocar el Piano

Aprender sin un profesor de piano

Establecer buenos hábitos: Una gran parte de tocar el piano con éxito es aprender la memoria muscular correcta de la postura, la posición de las manos y el movimiento de los dedos. Aunque trabajar bajo la instrucción de un profesor de piano no garantiza que se convierta en un concertista de piano, puede ayudarle a no aprender esos malos hábitos.

¡Recuerda que ya están disponibles las clases de piano en Sevilla!

Hacer correcciones estilísticas: La música de piano suena mejor cuando se toca con el volumen, el ritmo y el tempo adecuados. También es más fácil de tocar si incorporas la digitación y el movimiento de manos correctos. Es posible que no te des cuenta de tus propios errores sin la ayuda de un profesor de piano a tu lado que te los señale para corregirlos. Este feedback personalizado es imposible de conseguir en un libro de texto o en un tutorial online y es clave para progresar al siguiente nivel.

Proporcionar material didáctico: Un profesor particular puede reconocer áreas específicas en las que tienes dificultades y recomendarte ejercicios de estudio adicionales para ayudarte a mejorar. Sin este empujón extra, podrías tener problemas con una parte concreta de la teoría musical durante mucho más tiempo del necesario.

Te hace responsable: Es mucho más probable que consigas tus objetivos si tienes a alguien que te haga responsable. Tu profesor de piano establecerá ciertas expectativas y te hará responsable de ellas, haciendo más difícil que caigas en la tentación de descuidar la práctica o abandonar.

Dedica tiempo a practicar

¿Es difícil aprender a tocar el piano? Desde luego, pero el grado de dificultad depende de lo dispuesto que estés a practicar. La mayor parte del progreso en la interpretación se consigue lejos del profesor, practicando con regularidad. Si sólo practicas una o dos veces entre tus clases semanales, probablemente no progresarás al ritmo que deseas. Es una pérdida de dinero contratar a un profesor si te niegas a dedicarle tiempo entre clase y clase.

Como regla general, procura practicar al menos 30 minutos al día. Tienes que dedicarle tiempo si quieres mejorar semana tras semana. Verte a ti mismo mejorar es gratificante y motivador, y hace que todo merezca la pena.

Paciencia y constancia

No es imposible aprender a tocar el piano si no se tiene experiencia musical previa; sólo hay que prever que al principio se tardará un poco más en dominar los fundamentos de la lectura musical. Al fin y al cabo, todo el mundo tiene que empezar por algún sitio. Sé paciente contigo mismo, concéntrate y mantente centrado y positivo.

Practicar con un teclado barato

Sin un piano de 88 teclas, o al menos un teclado de 88 teclas con contrapeso, te estás limitando y dificultando el aprendizaje del instrumento. ¿Por qué añadir un elemento extra que podría frustrarte en tu intento de aprender a tocar el piano?

La mejor opción para disfrutar de la experiencia más auténtica posible como principiante es un piano vertical. No hay nada como el sonido de un piano de cola, pero un piano vertical es más económico para su presupuesto y espacio. Si te desplazas a casa o al estudio de tu profesor de piano, es probable que imparta las clases en un piano acústico en lugar de en un teclado digital. Tener un instrumento en casa que coincida con el que utilizas en tus clases puede ser de gran ayuda.

Tener expectativas demasiado altas o demasiado bajas

Mantén unas expectativas realistas: no empieces las clases de piano pensando que mañana estarás tocando Beethoven. Es importante que primero aprendas lo básico y construyas una base sólida. Eso significa aprender canciones para una mano y melodías básicas antes de pasar a obras más complicadas. Si te lanzas a tocar una pieza que está muy por encima de tu nivel, lo más probable es que te sientas frustrado y tengas ganas de dejarlo.

Teniendo todo esto en cuenta, es fácil ver las ventajas de tomar clases de piano frente a aprender por tu cuenta. Casi todos los factores que influyen en la dificultad de aprender a tocar el piano están relacionados con el hecho de tener un profesor particular a tu lado que te ayude a perfeccionar tus nuevas habilidades. De este modo, encontrar un profesor cualificado es el primer paso hacia el dominio de un nuevo instrumento musical.

Deja un comentario